Mundo 3 - Diario de Lutzow

Ir abajo

Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por lutzow el Sáb Abr 02, 2011 8:04 pm

Lutzow llevaba ya tiempo aburrido.
La taberna, que estaba más concurrida de lo habitual, era un hervidero de lugareños: iban y venían... todos corriendo de un lado para otro, cada uno con noticias... cada uno con ideas... nuevos proyectos se alzaban y caían... la ilusión había vuelto y parecía que para quedarse... pero Lutzow se aburría. Los comienzos siempre eran lentos... mucho tiempo y poca actividad... al menos hasta que algo se pusiera en marcha y, a falta de ese detonante, pidió otra copa... miro los vasos que ya había usado negándose a contarlos y se alegró de que el tabernero tuviera la costumbre de reciclarlos entre ronda y ronda... así era más facil olvidar cuantas iban ya...
... El tiempo, el ser ocioso, te da tiempo a pensar... y, por llenar algo las horas, se puso a relatar una pequeña historia sin saber aún su final. Cogió la mejor voz que pudo y empezó... sin mirar si quiera si alguién iba a escuchar. Al menos, pensó, el tabernero me oirá mientras me rellena el vaso...


El sol lo despertó con calma y sin prisa, poco a poco, le iba devolviendo el calor a su cuerpo a la vez que el mar trataba de espabilarlo enviándole, una tras otra, olas cargadas de fría ternura.
El cuerpo entumecido, la cabeza algo mareada y el fijo sabor a sal en lo más profundo de su garganta, que tardaría días en borrar, eran los únicos efectos visibles, los únicos rastros aparentes de lo que debía de ser un naufragio a la vista de los restos esparcidos a su alrededor, a lo largo de la playa... un naufrago con poca o ninguna memoria, mojado y sin saber donde estaba...
A su lado, envuelta parcialmente en su cuerpo, una vieja bandera que le resultaba conocida aunque no recordaba su significado. En su cuello halló dos medallas tintineando en una cadena que guardó bajo su mojado blusón.
Se alzó, las piernas le pesaban, para sentarse algo más lejos del agua. Se alzó para dejarse caer sobre la hierba a esperar acostado que el sol lo acabase de secar... y descansar mirando el sol... mirando el cielo azul y despejado...
Creía haber dormido demasiado cuando volvió a recobrar la conciencia... pues el sol ya se había ido hacía rato, la noche empezaba su reinado y el ejército de estrellas comenzaba a desplegarse por el firmamento... mientras su general, bien visible la Dama de la Noche, comenzaba a observar y colocarlas... Lutzow comenzó a andar...
No tardó mucho, ni poco, la verdad es que tampoco midió los pasos, ni las distancias le importaban... simplemente encontró un sitio que le gustó... y se detuvo allí. Un pequeño pueblo, abandonado, hoy le serviría para pasar la noche... un pueblo fantasma, vacío y olvidado, hoy le daría cobijo."
avatar
lutzow

Mensajes : 674
Puntos : 4750
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por lutzow el Vie Abr 08, 2011 4:05 pm

Nueva entrega de mi diario... como vereis... irá siempre con un falso directo... por falta de tiempo y por no perjudicar a los que me cuenten cosas... es un diario, no una crónica: no busco dar una visión real del mundo sino algo completamente subjetivo...



"Lutzow... Lutzow... despierta"

Aquella voz volvía a despertarle de sus sueños, era una voz dulce y cálida... una voz que le sonaba muy familiar, casi como si fuera parte de él mismo... sin presiones, calmada, lo volvía a traer al mundo.
Lutzow se levantó y miró a su alrededor, se sorprendía cada mañana al hacerlo... ya nadie podría reconocer aquel pueblo abandonado al que llegó, ya nadie podría creer que aquello habían sido ruinas hasta hace muy poco tiempo... ni él mismo se quería creer lo que veía: cada día que se levantaba la población de durmientes había aumentado... las fogatas de campamento se multiplicaban por más que se dedicaran a levantar casas, una pequeña empalizada había traído a unos buhoneros que ya no se marcharon nunca... los gremios comenzaban a asentarse también tras ella... la comarca entera parecía volcarse, parecía querer devolver la vida a esta villa... y le preguntaban, cada vez le preguntaban, más y más veces, que debían hacer... a él, un don nadie...
Él insistía en que ni siquiera sabía su nombre, no era el señor de nadie para andar dando órdenes... pero empezaron a llamarle igual que la voz, empezaron a usar todos el mismo nombre... y él mismo lo asimilo como suyo... Lutzow.
Algunos de los que comenzaron a llegar decían haber aparecido en una playa, más o menos en las mismas fechas que él mismo, naúfragos y sin recordar nada de lo ocurrido, ni de su vida pasada. Al principio, Lutzow se alegró... no se sintió tan sólo... pensaba que quizás eran sus compañeros, la gente con la que él mismo debía haber viajado antes de aparecer durmiendo sobre la arena... pero hasta eso pronto le dejó de parecer una idea creíble, pronto empezó a pensar que era un excusa que ponían para quedarse... ¿como era posible que veinte mil personas naufragaran en el mismo día y en la misma zona?
Los naúfragos, suspiraba, le dieron un nuevo impulso a la villa... empezó a tener vida propia... y pronto comenzó a tener todo lo necesario para una vida cómoda, hasta agradable... sonrió al ver la apertura de una taberna mucho antes que la construcción de un templo... sonrió al ver como algunos de los "naufragos" resultaron ser magos que comenzaban a reunirse y organizar una pequeña escuela con la que enseñar a la población... sonrió al ver la destreza de algunos de los "naufragos" en el arte de la espada y lo poco que tardaron en empezar a instruir y compartir su arte con los que quisieran aprender...
Sin duda alguna, no podía haber tantos naufragos tan bien preparados... ¿y donde están los marineros? fue una pregunta que comenzó a hacerle a los "nuevos"... ante la mirada de incredulidad que recibía como respuesta... eso si valía otra sonrisa.
Pero, todo tiene un pero... siempre existe un pero, un día todo cambio y comenzó a marcar un nuevo rumbo en la villa... la gente comenzó a mirarlo distinto, una mezcla de miedo y respeto. Lutzow estaba atando una de las estacas de la empalizada cuando se dió cuenta de eso, alzó el rostro para secarse el sudor, vió como la gente hablaba con un viajero y comenzó esa mirada, una mirada que se extendió por toda la villa... como una plaga, ya no sería uno más entre ellos, ya nunca podría volver a ser... sólo un miembro más de una comunidad de "naufragos".
El viajero se le acercó, hizo una amable reverencia como si él se tratase de un noble o persona importante, y le entregó una misiva...

"¿Lutzow, Mano del Rey?... mi señor os envía esta carta... y me gustaría poder llevarle respuesta"

Sorprendido, ¿Mano del Rey?, abrió el sello... un sello perfectamente reconocible hasta para un naufrago, leyó con calma el contenido... no podía creerselo...

Alzó nuevamente la mirada para responder... pero las palabras se le atrangaron... más viajeros se le acercaban con cartas selladas en la mano... ¿que demonios estaba pasando?

El tiempo parecía querer correr más, parecía querer apurar el plácido ritmo que llevaba hasta ahora... pronto necesito un senescal y, como no, encontró un naufrago que supiera leer y escribir, para que le ayudara en la lectura de tantas misivas... y los días comenzaron a alargarse cada vez más, cada día comenzaba con la salida del sol... pero con cada día... la Gran Dama de la Noche lo alcanzaba antes y le hacía más rato compañía...

... mientras él la miraba, desde la ventana, sin saber que decirle...
... agradeciendo su silenciosa compañia



Última edición por lutzow el Sáb Abr 09, 2011 7:37 pm, editado 2 veces
avatar
lutzow

Mensajes : 674
Puntos : 4750
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Telomer el Vie Abr 08, 2011 11:17 pm

+10 Very Happy
muy bueno
avatar
Telomer

Mensajes : 40
Puntos : 2043
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 07/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Filemona el Vie Abr 08, 2011 11:21 pm

Si es que tenemos una cantidad de artistas en krynea que ya quisiera más de un guionista de hollywood
avatar
Filemona

Mensajes : 910
Puntos : 3965
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/11/2010
Edad : 43
Localización : Murcia

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por nagini el Sáb Abr 09, 2011 3:50 pm

esperando a q continues xDD ... escribes genial
avatar
nagini

Mensajes : 30
Puntos : 2029
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/11/2010
Edad : 38
Localización : a coruña

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por lutzow el Sáb Abr 09, 2011 9:50 pm

Será por los animos... pero está vez... casi dos seguidas...



"¡Oraculos! ¿Por qué nunca hablarán claro?"
Alguién le había recomendado ver a esta persona. De hecho habían sido varios los que le habían confirmado las habilidades de esta persona y muchos más los que le habían relatado sus grandes dotes para las profecías y como sus videncias siempre eran acertadas, siempre se había cumplido todo lo que ha dicho... eso le habían jurado mas, después de la entrevista y el correspondiente pago a modo de ofrenda a los dioses, se iba convencido de que era imposible que fallase porque era imposible saber lo que había dicho. Era tal el galimatías que sus palabras habían descrito que hasta le era imposible decir si le habían estafado o si, por el contrario, le habían dado las llaves de un conocimiento para el que no estaba preparado.
Así que volvió a Port Loubjan de la misma manera que se había ido: con las mismas dudas, las mismas preguntas... y la misma necesidad de respuestas.
La villa, se tomó un tiempo para observerla desde la última de las colinas, se veía hermosa... tan plácida y féliz que una sonrisa se le dibujó en el rostro. La vista desde este punto le encantaba, era lo suficientemente alto y cercano como para poder ver la villa y el puerto que se asentaba en el canal... el mar lo había traído, el mar lo seguía cuidando y alimentando... y lo seguía atrayendo, no se cansaba de mirarlo.
Esta colina lo tenía todo, tenía la paz y las vistas... podía ver no sólo la villa y el puerto... sino que también le permitía ver a alguna de las ciudades vecinas...
Port Loubjan podía prosperar, podía llegar a ser una gran ciudad... y un gran sitio para vivir... pero que era lo que había dicho el oráculo ¿ante la posibilidad de la traslocación del puerto debes decidir? ¿Que significaba traslocación? Se asemejaba a movimiento... ¿debía mover la ciudad? Sabía que había Magos capaces de mover una ciudad... pero ¿debía moverla? ¿porque habría que mover un sitio que lo había acogido?
Trató de borrar esos pensamientos, de apartarlos para luego, y se centró unos instantes más en las vistas... el canal estaba en calma, algunos navíos entraban en el puerto y otro salía... mientras alguna carreta, se imaginó, hacia el camino para ir hasta la villa con la carga de algún mercader...
El descenso de la colina lo hizo a pie... sonrió al verse a si mismo remoloneando, tomándose demasiado tiempo en volver a sus quehaceres, mientras iba recuperando los problemas y los asuntos del día a día que debía resolver y atender. Sobretodo, ese aluvión de cartas por responder... algo le decía que no dejara ninguna sin contestar... que debía darle respuesta particular a cada uno de los que se habían tomado las molestias de escribirle... ya que todas las que él ya había escrito habían encontrado esa respuesta.
Su memoria le jugaba malas pasadas pero, aunque no se acordaba de mucho ni siquiera de la mayoría, había detalles de antes de la playa que si estaban volviendo a ella y, sobretodo, le daba gracias a su Memoria por recordar los rostros que había detrás de muchos nombres, de muchos emblemas... el mundo comenzaba a parecerle un lugar conocido y, a eso, ayudaba mucho el mapa que había comprado... a veces los viejos buhoneros, timadores y usureros, tenían cosas que merecían la pena y este mapa era uno de ellos. Muy vacio y carente de muchas cosas... al menos parecía bastante fiel a la descripcion de la comarca y había podido ir situando un montón de nombres en él... el mapa cada día tenía más "banderitas" sobre él.
Un foso, como cave un poco más podré llenarlo de agua de mar, abría y ya daba la bienvenida a la villa... y se permitió soñar con el día en que las calles estuviesen empedradas, con el día en que un templo coronase la ciudad y un una torre repleta de archimagos tratase de hacerle frente con sus teorías y razonamientos... soñar era gratis. Pero... el tiempo no...
- Mi señor, nueva misiva de [un dia os lo cuento]
No le hizo falta leerla para saber lo que ponía y, aunque había recibido muchas invitaciones para formar grandes reinos... aunque le habían pedido que formase parte de grandes empresas, ésta no era capaz de olvidarla... ésta seguía una y otra vez en su mente, volvía una y otra vez... de hecho era la culpable de su visita al famoso e infalible oráculo, era la que más dudas le había generado sobre el futuro.
Muchos eran los que le habían escrito, muchos los que le describían como protagonista de hazañas que no existían, muchos los que le atribuían un valor que él no creía tener, otros apelaban a un honor del que no se veía digno... y todas las propuestas las meditó, todas las propuestas las pensó con detenimiento... ¿como era posible que tanta gente le hablase de lo mismo sin que hubiera parecido?
Pero todo ha de tener un final para que todo vuelva a empezar... cogió pluma y escribió respuesta a todas las nuevas misivas... y, decidido, escribió sus propias misivas... buscó emisarios y a cada uno le entregó un destino y una carta para entregar.
Su senescal se le acercó, le traía algo de comer ya que era algo que últimamente se le estaba olvidando con mucha frecuencia, lo vió sonreir y se alegró...
- Mi señor, puedo preguntar que es lo que os pone de buen humor... -le preguntó sonriendo, sin duda se preocupaba por él y se alegraba con él.
"Mi propia estupidez" fue lo que obtuvo por respuesta y, bueno, no se atrevió a preguntar a su señor prefiriendo dejarlo sólo para comiese con tranquilidad...
Lutzow pensaba en su propia estupidez, sabía que la paz preparaba el equipaje para mudarse... sabía que el hombre era incapaz de mantener, mucho tiempo, a una amante como esa satisfecha. Sabía que más pronto que tarde el hombre se cansaría y que cuantas más facciones, cuantos más reinos tratase el hombre de crear, antes el hombre se cansaría de la misma... y, sabiendo todo eso, allí estaba él... enviando misivas, pidiendo a nombres conocidos y apreciados, que cogieran una bandera... y que se juntasen bajo ella para hacerla propia.
Su propia estupidez al pensar que podía hacer las cosas distintas... su propia estupidez que lo llevaba a tener fé... a creer que podía aportar algo para que fuese todo diferente. Pero su sonrisa seguía ahí y su fé se acrecentaba...
Cuando acabó con la comida, después de todas las misivas, la noche volvía a estar presente... y la Gran Dama lo volvía observar, silenciosa como siempre, con su sequito infinito brillando. La miró y se imaginó que alguién más estaría observándola, alguién más estaría soñando despierto...

¿Acaso hay algo que haga distintas mis misivas de las que recibo?
¿Acaso no tendré que luchar por abrazar esta bandera de la misma forma que lucharía si abrazase otra?

avatar
lutzow

Mensajes : 674
Puntos : 4750
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Telomer el Dom Abr 10, 2011 12:18 am

Muchos eran los que le habían escrito, muchos los que le describían como
protagonista de hazañas que no existían, muchos los que le atribuían un
valor que él no creía tener, otros apelaban a un honor del que no se
veía digno... y todas las propuestas las meditó, todas las propuestas
las pensó con detenimiento...

Su senescal se le acercó, le traía algo de comer ya que era algo que
últimamente se le estaba olvidando con mucha frecuencia, lo vió sonreir y
se alegró...
- Mi señor, puedo preguntar que es lo que os pone de
buen humor... -le preguntó sonriendo, sin duda se preocupaba por él y
se alegraba con él.
"Mi propia estupidez"


Cuando acabó con la comida, después de todas las misivas, la noche
volvía a estar presente... y la Gran Dama lo volvía observar, silenciosa
como siempre, con su sequito infinito brillando. La miró y se imaginó
que alguién más estaría observándola, alguién más estaría soñando
despierto...



Sencillamente impresionante Smile Bravo Luztow!! lo bordas
avatar
Telomer

Mensajes : 40
Puntos : 2043
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 07/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por lutzow el Mar Abr 26, 2011 11:29 am

Enviado por:
Kirlyan
Fecha:
domingo, 10 de abril de 2011 21:16:11
Asunto:
El precio de recordar
Mi cabeza
vagaba mientras mis ojos miraban sin ver a la columna de personas
acarreando sus pocas y preciadas pertenencias hacia su nuevo hogar. El
ambiente era húmedo, el canal estaba agitado hoy. Contemplé sus aguas
cristalinas. El Canal fue el comienzo, y ahora le dábamos la espalda...
Una vez más, traté de recordar el pasado. Y una vez recordé lo mismo. El
olor a mar. El Sol poniéndose. La sonrisa de alguien a quien apreciaba,
de alguien que me alegraba ver sonreír. La música de un laúd. Y luego
nada.
Lo siguiente era el despertar en una cama desconocida, en un hogar nunca
antes visto, en una tierra jamás pisada por mí. Me dijeron que me
habían encontrado incosciente en la playa. Que parecía que varios barcos
habían naufragado. Que algunos lugareños decían que extraños y viajeros
habían llegado por toda la comarca.
Me recuperé, y vi que estaba en un pequeño pueblo pesquero, a orillas
mismas del Canal, de la Luna me dijeron que se llamaba. Apenas un puñado
de familias vivían allí, todas buena gente, todos unidos, todos
sorprendidos de verme por allí. Y también vi que no recordaba mi nombre,
ni de dónde venía...
Lo primero que hice en cuanto pude andar fue cabalgar por toda la zona
que rodeaba el pueblo. Quería ver, quería saber. Y vi, y supe. Tal vez
habría sido mejor permanecer ciego, permanecer sin saber.
Me encontré con gente que decía conocerme, con gente que me contó
historias de otro mundo, de otra vida... pues eso no lo podía haber
hecho yo. Lo recordaría. Los pueblos de la zona eran pequeñas aldeas,
pero se veía que estaban en auge, y cada día llegaban más forasteros y
cada día se construían nuevas casas y cada día se abrían nuevos
negocios.
Entonces llegó la primera carta. El mensajero dijo que venía de parte de
un tal Inazuma. Apenas se había marchado, cuando llegaron dos de Lutzow
y Dupyto. Y cada día llegaban más cartas. Cartas de grandes señores que
se asentaban en la zona, y que parecían conocerme.
Decían que yo había sido un guerrero, un líder, y algunos, un soñador, y
que querían contar conmigo. Y entonces llegaron ellos. No mandaron
cartas, vinieron en persona. Y a ellos sí les recordé. Recordé todo el
pasado. Y desde entonces me pregunto si no sería mejor olvidar.
Ahora miro como todo el pueblo, que había ido creciendo y prosperando,
emigra hacia otras tierras. Viviremos junto a aquellos hombres que
vinieron y me hicieron recordar. Grandes clanes se están ya formando, y
la calma no durará siempre. Miro a estas personas, que me encontraron
más muerto que vivo hace tan poco tiempo y ahora se mueven a una palabra
mía....
Y una vez más me pregunto si no sería mejor no haber recordado nunca...
Si el precio de recordar el pasado es temer el futuro... tal vez sí habría sido mejor...

"Saludos,Gran Lutzow, Mano de Rey.
Os escribo hoy, no como portador de buenas o malas noticias, sino tan sólo como un joven atormentado
por preguntas de las que ansía tanto como teme conocer las respuestas. Tal vez vos ya las hayáis encontrado, tal vez podáis revelármelas.

Han pasado ya varias Lunas desde que llegué a esta nueva tierra. Y desde entonces no consigo conciliar el sueño,
no encuentro descanso en la noche, no me satisfacen las respuestas que el mundo me da. Mi espíritu no es capaz de tranquilizarse, la idea de que algo no encaja no abandona mi mente.

Dicen que viajeros, extraños, forasteros, aparecimos al mismo tiempo a orillas del Canal. Dicen que vinimos juntos, aunque por distintos caminos. Pero yo no tengo recuerdos del viaje. Lo único que recuerdo antes de
eso ni siquiera sé si son realmente recuerdos, o son las historias que me han contado, que han decidido instalarse en mi cabeza como mías. Ya no estoy seguro de nada.

Al poco de llegar, algunos grandes hombres y mujeres, entre ellos Vos, os acercásteis a mí, diciendo que me conocíais, contándome historias de otra época.Al principio no os creí, pero entonces llegaron algunos que me hicieron dudar. Rioxano de Beronia les dirigía, y otros muchos iban con él. Todos portaban una insignia, una pequeña pieza plateada con
un escudo grabado, que dijeron pertenece a la orden de Ragnarok. La misma insignia que portaba conmigo cuando me encontraron. Dicen que tenéis una similar, pero de oro. Quizás sepáis de qué hablo.

Entonces tomé por verdad su relato, les seguí, me uní a ellos. Incluso convencí a la gente que me acogió de que les
siguiera también, y nos instalamos en unas nuevas tierras.

Pero hoy ya no estoy seguro de nada. He consultado infinidad de mapas, he preguntado en tabernas, monasterios, bibliotecas y academias, y la zona de donde dicen que vinimos, en todos los lugares aparece como
desierta y deshabitada. No he encontrado ningún libro que mencione las Órdenes de las que me hablaron. Ninguna referencia a las batallas que supuestamente libraron.
Nada.

He oído que no hace mucho que visitásteis el Oráculo. Quizás el os dijo algo. Tal vez le visitásteis porque, como yo, sentís que hay algo que no cuadra en esas historias.
Cuando me esfuerzo en recordar mi vida anterior, una de las imágenes que me vienen a la mente con más frecuencia es su rostro y su nombre. Su rostro, un navío con velas blancas, y el sonido de un laúd. Sin embargo, no logro entender esas imágenes. No comprendo por qué recuerdo su rostro si nunca antes
nos hemos visto...

Por estos motivos os escribo hoy. Con la esperanza de que, con su infinita sabiduría, pueda despejar mis dudas, aclarar mis preguntas. No estoy seguro de que quiera escucharlas, pero siento que no podré descansar en paz sin saberlas.
Tal vez... tal vez Vos ya las conocéis. Tal vez querráis compartirlas con este humilde joven atormentado.

He sabido de las ruinas de una antigua Biblioteca, no muy lejos de aquí. Parto ahora a explorarlas, quizás encuentre algún pergamino que me ilumine, quizás encuentre alguna respuesta.
Calculo que estaré una semana fuera. Si a mi vuelta he encontrado algo, os lo haré saber, si así lo deseáis.
Mis mejores deseos para Vos y vuestro pueblo.

Que
Pentala os guarde siempre.
Kirlyan Valadriak
avatar
lutzow

Mensajes : 674
Puntos : 4750
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Kinju el Sáb Abr 30, 2011 11:39 am

Felicidades Lutzow por el cumple cheers
avatar
Kinju

Mensajes : 30
Puntos : 1035
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 31/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Filemona el Sáb Abr 30, 2011 11:46 am




¡¡Felicidades chiquillo!! ¡¡Qué mayor te estás haciendo!! Twisted Evil
avatar
Filemona

Mensajes : 910
Puntos : 3965
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/11/2010
Edad : 43
Localización : Murcia

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por lutzow el Sáb Abr 30, 2011 12:26 pm

pssss... silencio, que se van a enterar... y tocara a menos la tarta... y a menos las garimbas!

gracias, kinju!
gracias, file por la tarta !
avatar
lutzow

Mensajes : 674
Puntos : 4750
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Deivid III el Sáb Abr 30, 2011 1:29 pm

Yo quiero cerveza, llego a tiempo???

jeje felicidades hombre.
avatar
Deivid III

Mensajes : 740
Puntos : 3796
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 01/04/2011
Edad : 36
Localización : Donostia

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por lutzow el Sáb Abr 30, 2011 2:05 pm

si, Dei, si vienes con regalo... llegas a tiempo... sino... dejate estar xDDDDDDDDDDDDDDDDDD
avatar
lutzow

Mensajes : 674
Puntos : 4750
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Ioanus de Cambria el Sáb Abr 30, 2011 2:07 pm

¿Tas de cumple? FELICIDADES!!!
avatar
Ioanus de Cambria

Mensajes : 1156
Puntos : 5309
Reputación : 8
Fecha de inscripción : 02/11/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Selpho el Sáb Abr 30, 2011 4:11 pm

Felicidades!!!! mi protector, cheers
avatar
Selpho

Mensajes : 30
Puntos : 2030
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 11/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por lutzow el Sáb Abr 30, 2011 4:14 pm

Gracias, Selpho!

Como tu tutor legal y con motivo de mi aniversario... hoy puedes hacer lo que quieras!

Menos entrar en el lugar secreto donde tengo escondidas "las armas"
avatar
lutzow

Mensajes : 674
Puntos : 4750
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Filemona el Sáb Abr 30, 2011 7:01 pm

Niño, esta tarde compro una remesa (que ya las acabé) y esta noche me tomo algunas a tu salud... Que tengo hasta la copa Twisted Evil

avatar
Filemona

Mensajes : 910
Puntos : 3965
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/11/2010
Edad : 43
Localización : Murcia

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por lutzow el Sáb Abr 30, 2011 7:01 pm

GRANDE FILE, GRANDE !
avatar
lutzow

Mensajes : 674
Puntos : 4750
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Filemona el Sáb Abr 30, 2011 7:28 pm

Noooooo, ya te he dicho que soy más bien bajica y chiquitica
avatar
Filemona

Mensajes : 910
Puntos : 3965
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/11/2010
Edad : 43
Localización : Murcia

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por nagini el Sáb Abr 30, 2011 8:00 pm

feliz cumple lutzow!
avatar
nagini

Mensajes : 30
Puntos : 2029
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 15/11/2010
Edad : 38
Localización : a coruña

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Dupyto el Sáb Abr 30, 2011 8:23 pm

Felicidades lutzow
avatar
Dupyto

Mensajes : 715
Puntos : 4811
Reputación : 6
Fecha de inscripción : 28/10/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por usgosan el Dom Mayo 01, 2011 10:54 am

felicidades a todas las mamas ,que os lo mereceis besos para todas
avatar
usgosan

Mensajes : 55
Puntos : 2058
Reputación : 2
Fecha de inscripción : 11/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Filemona el Dom Mayo 01, 2011 2:44 pm



Como me doy por aludida, te respondo... Muchisimas gracias...

Pero que conste que sin vosotros la cosa también estaria jodida, asi que besos para vosotros también

avatar
Filemona

Mensajes : 910
Puntos : 3965
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 01/11/2010
Edad : 43
Localización : Murcia

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por lutzow el Vie Jun 03, 2011 2:25 pm

Hâràldsünd


Harald se colocó bien el broche, la garra de plata con forma de lobo que lo distinguía como miembro de la Guardia Nordia, se aseguró que estuviese bien visible y alzó la vista. Desde su posición se veía perfectamente la ciudad y el pequeño bosque tantas veces le había servido para jugar en su niñez. "Ahora, pensó, ya no soy un niño... ahora soy un soldado, un escudero" y volvió su vista, apartándola del bosque, hacia la villa.

Haraldsund había cambiado mucho desde que sus padres habían llegado a ella con los primeros colonos durante la fundación y mucho más desde que "el Viejo Ogro" la gobernaba. Sus padres siempre le contaban y le hablaban de los sus primeros días en la villa, los días en que se había fundado la última torre se su señor y como los dioses, nuevos y viejos, parecían bendecirla... desde su fundación no había parado de crecer. Ya no era la última torre, ya no era la villa más norteña y el ritmo, la vida, parecían aumentar día a día.

Harald pensó en Haraldsund cuyo nombre en la antigua lengua, la lengua del naufrago, significaba "hijos de Harald" y volvió a sonreír. Aquel día sonreía a cada instante. Por un momento se vió a si mismo dentro de unos años, quizás caballero, casado y con hijos... con hijos de Harald. Aquello le hacia gracia, sus hijos serían hijos de Harald por parte de padre y por nacimiento. Había sido un gran acierto de su padre el nombre. "Además, se permitió pensar mientras se volvía a poner el yelmo, soy un soldado de las Tres Torres, guardián y protector de Haraldsund... así que puedo decir que todos son hijos míos y es hora de seguir".

Se volvío a asegurar la lágrima en el brazo izquierdo, el largo escudo de caballería con forma de lágrima invertida sobre el que descansaban las tres torres verdes sobre campo blanco del emblema de la casa y la runa H, recogió la lanza que había clavado al hacer la pausa y volvió a mirar hacia el bosque. Aquella era su primera patrulla, la primera vez que estaba al mando de hombres, el día después de su ascenso como bien decía su espada larga en la cintura símbolo de su cargo. Era la primera vez que tenía hombres a su cargo y quería hacer un buen trabajo y, salvo el bosque, el resto de las tierras colindantes eran llanuras llenas de granjas y de gente... sólo el bosque podía ocultar algo.

Volvía a estar sonriendo, lo sabía pero no podía evitarlo. Siempre había sido risueño aunque sabía que hoy, delante de "sus" hombres debía aparentar cierta serieda pero no podía evitarlo, parecía que todo le salía bien, hasta el sol brillaba con fuerza, alzándose desde el este y el bosque estaba al oeste con lo que podían observarlo perfectamente... y el bosque les devolvió un reflejo, seguramente contra algo de metal... así que ya tenían algo que investigar.

Harald regresaba a la villa haciendo repaso. El bosque no estaba lejos, el reflejo que había visto si era de metal: era el arma que ahora tenía en las manos, el arma de su prisionero. Su primera patrulla y había hecho un prisionero, el hombre que ahora caminaba delante de ellos. Harald lo observaba: estatura normal, pelo largo y negro, barba de días, por sus ropas podía ser un batidor o furtivo... pero portaba armas. El preso tenía un arco pequeño y sencillo, nada de calidad, y dos espadas... una de ellas larga. Esta era la que le llamaba la atención, ¿como puede tenerlas alguién como él? pensaba mientras alternaba la mirada entre la hoja y el dueño. Nadie diría que fuera suya, ¿las habría robado? El hombre casi parecía un vagabundo, si hasta su capa parecía no haber sido nueva nunca y desconocer más agua que la lluvia, pero sus armas... su espada... sin filigranas era de buena factura, perfectamente equilibrada quizás algo larga de más pero ni se notaba y estaba perfectamente cuidada.

Seguía preguntándose quién era y por qué no había querido hablar pero no importaba ya que estaban llegando a la villa. Su primera patrulla, su primera misión, y traía un prisionero. Hasta sus hombres sonreían y volvían entre risas mientras observaban orgullosos a su prisionero. Uno de ellos, el más veterano, le había aconsejado que lo llevara directamente ante el viejo, el viejo ogro, que ya se ocuparía él de hacerlo hablar. Harald asintió, el prisionero despues de todo no
se ha mostrado hostil... solo reservado.

Harald, mientras cruzaban la muralla, recordaba como el hombre al ver el emblema de su lágrima había bajado el arma y se la había tendido. ¿Acaso reconocía el emblema? No, seguro que no, pensó, pero ha sido lo suficientemente listo como para ver que ellos eran doce, doce soldados al ver el emblema, hombres entrenados y se había rendido. Aunque, también, ¿por qué no iba a reconocer las tres torres? Su señor era conocido en muchos lugares, había oído, y las tres torres verdes en el campo blanco estaban bien claras. "Bah! Qué más da, decidió, lo importante es que se ha rendido, no hubo que hacer nada y lo presentaré ante el Lord Comandante y él lo hará hablar". Harald estaba convencido: nadie era capaz de mentir al viejo, el viejo ogro. Cuando te miraba con aquellos ojos grises, grises y fríos, nadie podía negarle nada al viejo.

Iba tan ensimismado pensando, recordando los cuentos sobre el viejo ogro, que ni vió las sonrisas y caras de felicidad que la gente de la ciudad ponía a su paso... "Hay quién dice que el viejo ogro era un naufrago que surgió del mar". "Hay quién dice que antaño fue un caballero, un elegido de los dioses". "Hay quién dice que ya sirvió a nuestro señor, Lutzow, en otra vida". También había rumores más mundanos como "el señor confía tanto en el viejo que lo envía a cada nueva ciudad"... el viejo daba para muchos cuentos, había un sin fin de rumores sobre el viejo.

Entre cuentos, en sus propios pensamientos, entró en la villa saludando por inercia a los conocidos y, orgulloso, se colocó perfectamente sobre su caballo. La gente lo miraba, volvía a ser consciente, veía el rostro de asombro en los más veteranos, ¿quizás orgullo? pensó y se permitió volver a soñar, seguro que lo felicitaban y, tarde o temprano, llegaría a oídos del mismísimo Lutzow "Mano del Rey", señor de las Tres Torres, que un joven en su primera misión había atrapado a un espía.

Desmontó delante del castillo, en el patio de armas e hizo el resto del camino a pie, escoltando a su prisionero hasta el despacho del viejo ogro. El viejo siempre se había negado a usar el salón principal hasta que su señor viniera a estrenarlo, decía, y prefería usar un amplio cuarto en la planta baja del castillo. Austero, con un única ventana que era poco más que una aspillera y bien cerca de la tropa y las noticias, según palabra del viejo ogro.

- Lord Comandante -Harald nunca se atrevería a usar el apelativo viejo ogro- hemos apresado a este hombre -continuó procurando ser solemne- en el bosque. Acechaba y vigilaba la ciudad. Portaba armas -terminó al tiempo que depositava la espada larga del prisionero en la mesa del viejo lord comandante.

El viejo ogro levantó la mirada sonriendo y Harald bajó la suya... ¿quién era capaz de soportar aquella mirada? Siempre en tono servero, siempre veía alguna falta y siempre había algo que mejorar. La edad, hasta el paso del tiempo, pasaba sin molestar al viejo ogro que aún mantenía la fuerza de su juventud, grande de pecho y brazos duros acostumbrados al trabajo de la espada que aún eran capaces de enseñar "modales a los críos" y, para el viejo ogro, todos eran críos. Los trataba a todos como un padre, un padre severo, recto, pero justo. Tan sólo el pelo se había atrevido a llevarle la contraria o, más bien, no lo soportó más como decían algunos y ya no lo tenía salvo en su barba; su amplía y generosa, abundante y blanca barba. Aunque el viejo insistía que se había afeitado él la cabeza que si quisiera aún estaba a tiempo de dejarse trenzas como un moza.

Tras unos instantes oberservando al prisionero, sonrió ... cogió la espada y señaló la puerta con ella.

-Dejadnos a solas -dijo sin emoción- quiero hablar con "el prisionero". Tú no, Harald, tú quedate...

Harald aún ni se había movido, el viejo aguardó a que los demás hubieran salido. Miraba por orden: espada, extranjero y a Harald.. casi divertido creyó Harald y, cuando la puerta se cerró, Harald notó un sudor frío, un mal presagio, algo no iba bien.

- Mi señor -el que empezó a hablar fue el viejo ogro, el lord comandante. Harald no daba crédito ¿quién era aquel hombre ante el que el viejo se inclinaba?- Haraldsun crece día a día. Aquí teneis los datos, los informes, numero de levas y... -acaso era un atisvo de duda en el viejo- he encontrado lo que me enviasteis a buscar. Ya envié hombres al lugar, he empezado a levantar otra fortaleza para proteger el hallazgo y el lugar... y una nueva villa a su alrededor. Con ello aprovecharemos para incrementar y asegurar nuestra presencia a este lado del río.

Harald permanecía de pie, desconcertado, mientras los dos hombres repasaban detenidamente mapas y daban el visto bueno a los informes. ¿Qué otra cosa podía hacer salvo esperar?

- Muy bien, viejo, muy bien. ¿Cuando podré ir a inspeccionar el lugar?
- Cuando gusteis, mi señor -el viejo ogro seguía manso y dócil ante aquel hombre- allí ya teneis hombres de mi confianza, víveres y hasta un techo por si llueve. Ya envié también a vuestro mago para que siguiese con sus indagaciones. Seguro que podrá deciros algo más cuando llegueis.
- Perfecto entonces, viejo -dijo mientras se colocaba su espada al cinto- partiré a la noche.
- Mi señor, os podré a Harald como escolta, es un chico despierto y leal. Además conoce bien la zona, nació y se crió aquí.

El hombre lo miró y Harald notó como lo medía, se tomó su tiempo pero al final asintió con un gesto, casi, de aprovación y se encaminó a la puerta deteniéndose para volver a mirarlo.

- Sea viejo, me llevaré al muchacho, pero deberá deberá dejar atrás sus insignias y elegir ropas más ligeras, no pienso
esperar por él. A la noche, muchacho, con el último rayo... búscame en la taberna y ven fresco, será una larga noche... y yo tengo mucho polvo en la garganta.

Harald asentía mientras el hombre cerraba la puerta y, cuando se giró, vió al viejo ogro sentado repasando nuevamente
sus informes. Harald dudaba...

- ¿Si? -gruñó el viejo
- Señor -una respuesta aprendida
- ¿Y bien, Harald, hablas o te marchas?
- Señor, con el debio respeto: soy un soldado, un fiel guerrero de la casa y el emblema de las tres torres y ... -y se calló, se paró en seco- Y como yo soy la Voz del Señor, estas encantado de cumplir mis órdenes y escoltar a ese hombre hasta donde él te diga y hasta que el te mande de vuelta a mi, ¿ibas a decir eso? -su miraba, la mirada del
viejo ogro, ya no era mansa era ... era la de siempre y se quedó allí mirándolo.

Fue un instante, luego la bajó y siguió trabajando en sus informes a la vez que con un gesto lo despedía. La
reunión había acabado y Harald se marchó.

Harald se vió maldiciendo su suerte, el día había empezado bien pero se había torcido. Recién nombrado miembro de la Guardia, Protector de Haraldsund, durante su primer mando y en su primera misión de patrulla había apresado a un extraño, un extraño que ahora cambiaba su vida. La insignia, ahroa en sus manos, que tanto esfuerzo le había costado conseguir ya no luciría en su pecho, su lágrima que había jurado mantener bien alta también se quedaría atrás sin saber si volvería a buscarla. Ahora tenía que irse, hacer de guía de un extraño, de alguién a quién no conocía y debía protegerlo.

- Dioses! Si ni siquiera viajaremos de día.
avatar
lutzow

Mensajes : 674
Puntos : 4750
Reputación : 9
Fecha de inscripción : 27/10/2010
Edad : 40

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Telomer el Vie Jun 17, 2011 3:41 am

Siempre veo las cosas tarde Leches!
Lo acabo de leer es buenísimo, en serio, la forma del texto ,en hilo de la historia, estupendo me encanta tu personaje sopesando al pomposo joven, lleva muy buenas trazas, si señor lo he relleido y solo le cambiaria el "de pie" por "en pie" ( soy un quisquilloso jeje) animate y cuelgalo en el foro general, de veras es muy bueno Smile)
avatar
Telomer

Mensajes : 40
Puntos : 2043
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 07/04/2011

Volver arriba Ir abajo

Re: Mundo 3 - Diario de Lutzow

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.